lunes, 23 de enero de 2012

La tormenta solar que pasó sobre nuestras cabezas

Ayer, una llamarada solar de clase M3, una de las más potentes en la escala, impactó contra el campo magnético de nuestro planeta

La semana pasada, una potente tormenta solar se hizo notar en nuestro planeta. Una llamarada de plasma impactó sobre la Tierra, haciéndose especialmente visible en el polo norte, donde se vieron auroras boreales desde Escocia a Rusia. 
La tormenta tuvo lugar en la mancha solar 1401. En consecuencia, los satélites situados en la órbita geoestacionaria quedaron expuestos y el campo magnético terrícola se comprimió. Por el momento no se conocen daños. 
Hoy, otra fuerte explosión en la mancha 1402 ha provocado una llamarada M9, ésta mucho más potente y cercana al máximo nivel X. Según Spaceweather.com, la información de las sondas SOHO y STEREO indican que la llamarada se dirige a la Tierra a 2.200 kilómetros por hora, por lo que mañana podría impactar contra nuestro campo magnético. 
Los efectos de estas llamas solares afectan principalmente a nuestros sistemas informáticos, infraestructuras terrestres, redes eléctricas, telecomunicaciones y transportes aéreos y marítimos. 

Si le interesa el tema, le recomendamos el artículo de J. de Jorge (ABC.es)

No hay comentarios:

Publicar un comentario