jueves, 12 de enero de 2012

El alcohol no es igual para todos

Un estudio demuestra que existen cerebros más receptivos a los compuestos que producen la sensación de placer

La predisposición al alcoholismo es distinta según el sujeto que consuma alcohol. Según el estudio de un grupo de investigadores liderado por Jennifer Mitchell de la Universidad de California, San Francisco, los factores que determinan tal predisposición son tanto psicológicos como biológicos. Se sabía que el consumo abusivo de alcohol produce cambios en la estructura del cerebro, pero hasta ahora no se conocía por qué esos cambios producían en el alcohólico la necesidad compulsiva de beber más. 
El motivo es semejante al de otras drogas. El cerebro libera una importante cantidad de endorfinas, compuestos químicos opioides que provocan la sensación de placer, de igual modo en un consumidor novato o en consumidor común. En ambas ocasiones, la liberación de endorfinas se produce en el núcleo accumbens y en la corteza orbitofrontal. 
Tanto los cerebros de los pacientes estudiados acostumbrados a beber, como los que no lo estaban, respondían de igual modo en los mismos lugares. Sin embargo, el estudio demuestra que la diferencia proviene de la cantidad de endorfinas que se liberan en un punto u otro. 
La mayor liberación en el núcleo accumbens producía mayor sensación de placer. La mayor liberación en la corteza orbitofrontal, mayor sentimiento de intoxicación. Mientras más aumenta el consumo de alcohol, más aumenta la sensación de placer y, por tanto, mayor sentido se encuentra en seguir consumiéndose. 

Si le interesa el tema, le recomendamos el artículo de BBC

No hay comentarios:

Publicar un comentario