miércoles, 16 de noviembre de 2011

Células que pueden reemplazar un hígado

Un equipo de médicos ingleses han conseguido salvar la vida de un niño con insuficiencia hepática aguda implantándole células que actuaron temporalmente como un hígado
El equipo de médicos del Hospital del King's College salvaron la vida de un bebé inyectando células hepáticas alojadas en el abdomen, lo que le permitió procesar las toxinas del organismo y producir las proteínas necesarias, actuando como un ógano temporal. Para evitar la respuesta del sistema inmune, aplicaron a las células un componente químico (alginato) proveniente de las algas. 
El hígado del paciente comenzó a recuperarse dos semanas después del implante de los hepatocitos, evitando así el transplante de otro órgano. Los médicos esperan poder llevar a cabo un amplio estudio que les ayude a saber si esta técnica es ampliable a otros enfermos con insuficiencia hepática. 

Si le interesa el tema, le recomendamos el artículo de BBC

No hay comentarios:

Publicar un comentario